Skip to Content

Enlace Latino edición de otoño, Temas de interés para las familias Hispanas

  Tipos de aceites de cocina

Diana Romano, Servicio de Extensión de la Universidad Estatal de Oklahoma

Todos los aceites de cocina tienen ácidos grasos. Los aceites altos en ácidos grasos saturados como los aceites tropicales (Palma y Coco) no son buenos para la salud y es mejor evitarlos.

Los aceites que son altos en ácidos grasos mono—insaturados o poli-insaturados, son mejores para nuestro corazón y para la salud en general. Algunos ejemplos son: oliva, canola, girasol, maíz, cacahuete, cártamo, soya y girasol. Los podemos usar para remplazar la manteca y la mantequilla que son altas en ácidos grasos saturados.

Es importante almacenar los aceites en recipientes sellados en un lugar fresco y oscuro. Los aceites se pueden utilizar para aderezos, marinados y salsas. También para asar, freír, sofreír, hornear o asar alimentos. Cada aceite tiene un punto de humo diferente.

El punto de humo es la temperatura a la cual los aceites se empiezan a degradar y a oxidar y su sabor se vuelve rancio.

Aceite de oliva: Hay dos tipos: El aceite de oliva extra virgen se produce simplemente presionando aceitunas maduras. El aceite de oliva virgen es tratado térmicamente para eliminar las impurezas. El calor disminuye el sabor del aceite de oliva. Es mejor usarlo para sofreír, saltear, rociar y aderezar. No se debe usar para freír alimentos porque tiene un punto de humo bajo; cuando se oxida, se le daña el sabor.

Aceite de canola: Proviene de las semillas de la planta de canola. Es una buena fuente de ácidos grasos omega-3 y vitamina E. Es bajo en grasas saturadas por lo que es una de las opciones más saludables disponibles. Tiene un punto de humo más alto que el aceite de oliva y se puede utilizar de forma segura para cocinar a altas temperaturas. Tiene un sabor neutro y puede soportar el calor, por lo que funciona bien para asar a la parrilla, fritar, hornear o saltear.

Aceite de girasol:  Ligero en color y neutro en sabor, el aceite de girasol tiene una de las mayores concentraciones de grasa poliinsaturada.  El aceite de girasol es un buen aceite para todo uso porque puede soportar altas temperaturas de cocción.

Referencias: Asociación Americana del Corazón y Academia de Nutrición y Dietética

Ensalada de duraznos y tomates

Receta tomada de la Asociación americana del corazón

                   Rinde 4 porciones. Por porción: 137 calorías, proteína 3g, Fibra 4g, Costo $3.44

Ingredientes: 4 duraznos medianos, O una lata de 30 oz. de duraznos en mitad y en su propio jugo, 3 tomates medianos cortados en tajadas largas, 1 cebolla roja picada, 1 manojo de albahaca, 1/8 cucharadita de sal, 1/8 cucharadita de pimienta negra, 2 cucharadas de aceite de olive extra virgen o aceite de canola, 3/4 cucharada de vinagre de vino rojo o vinagre balsámico.

Corte los duraznos en tajadas largas removiendo la pepa. Si usa duraznos en lata, enjuáguelos y escúrralos y córtelos en tajadas largas, y póngalos en un tazón grande. Corte los tomates en tajadas largas y agréguelos al tazón con los duraznos. Agregue la cebolla picada al tazón. Corte o rasgue las hojas de albahaca en piezas pequeñas y delgadas hasta completar 1 taza y agréguela al tazón con los otros ingredientes. Añada al tazón sal, pimienta, aceite y vinagre. Mezcle todos los ingredientes y sirva.

 

 

Enseñar a los niños a ser agradecidos

Elizabeth Brunscheen-Cartagena, Servicio de Extensión Universidad de Kansas

Hay muchas habilidades sociales y emocionales que los padres se esfuerzan por enseñarles a sus hijos. Una de ellas es cómo ayudar a los niños a ser más agradecidos. Como adultos, somos conscientes de que la gratitud y el agradecimiento son rasgos de carácter que nos hacen más felices y hacen la vida más satisfactoria.

De hecho, las investigaciones han demostrado que la gratitud tiene una relación directa y muy fuerte con una vida satisfactoria y feliz.  Aun cuando la gratitud es una actitud que podemos demostrar  durante todo el año, la temporada de otoño  está llena de muchas festividades que podemos usar para expresar nuestro agradecimiento.

Modelando Gratitud: Algunos adultos a menudo hablan sobre el deseo de ensenar a sus hijos a ser agradecidos, pero se quejan de todas las cosas por pequeñas y tontas que sean. Trate de controlar sus comentarios y quejas y demuestre una actitud positiva.

Modele gratitud y empatía con sus palabras y acciones: Dé las gracias a los cajeros en las tiendas, en los cines, en las oficinas, agradezca también a los miembros de la familia y de su comunidad frente a su hijo.

Enseñe gratitud: Hable con los niños acerca de los que son menos afortunados y ayúdeles a ver las formas en que pueden ayudar a estas personas en su comunidad.

“Las personas que son genuinamente agradecidas tienen mejores relaciones de amistad y de pareja, son más tranquilas, más positivas y viven mejor”. “La gratitud ayuda a la salud física y mental, aumenta la empatía y reduce la agresividad”. 

 

La verdad sobre la mantequilla

Inés Beltrán, Servicio de Extensión de la Universidad de Georgia

La vida sin mantequilla no sería tan sabrosa. Los postres, los pasteles, los huevos, los panqueques y las exquisiteces que se ofrecen, brindan mucho placer a nuestro paladar. A pesar de las diferentes marcas en el mercado, la mantequilla y la crema se procesan de la misma manera básica. La leche se separa de la grasa, el tiempo permite la fermentación y el resultado final será la mantequilla.

Por lo tanto, elegir qué tipo de mantequilla va a comprar depende del propósito de su uso. Pero, en general, las mantequillas comerciales son ricas en grasas saturadas. El colesterol en la sangre aumenta con el consumo de grasas saturadas, como la mantequilla.

La Sociedad Americana del Corazón, recomienda que las grasas saturadas, como las que se encuentran en la mantequilla, no representen más de dos a tres cucharaditas de grasa al día. Por lo tanto, observe su consumo, coma la mantequilla con moderación, evite fumar y haga ejercicio regularmente para ayudarlo a mantener niveles equilibrados de colesterol.

Al cocinar, puede reemplazar al menos parte de la mantequilla con aceite de canola o aceite de oliva, igual obtendrá el sabor de la mantequilla mientras reemplaza algunas de las grasas saturadas con grasas insaturadas que son más saludables para el corazón.

 

Déle vuelta a la hoja: su salud en el otoño

 Traci Armstrong Florian, Servicio de Extensión Universidad de Arizona

El otoño es un momento en el que finalmente recibimos un descanso del calor del verano, hay menos luz durante el día, y las noches se hacen más largas. Con esos factores, los estudios demuestran que naturalmente tendemos a consumir al menos 200 calorías más por día. Nuestro cuerpo tiende a tener un aumento del apetito durante los meses de otoño e invierno. ¿Qué podemos hacer para seguir comiendo más sano y evitar el aumento de peso en otoño? Estas son algunas ideas:

  1. Haga sopas llenas de verduras y carnes magras: Use caldos en lugar de bases cremosas, que tienden a ser más altas en grasas y calorías.
  2. Aproveche las frutas y verduras que están en temporada: Hay muchas frutas y verduras nuevas en el otoño como por ejemplo la calabacita, el camote, las manzanas, las peras y las calabazas, por nombrar algunos; toda esta variedad ofrece colores y de nutrientes importantes
  3.  Haga conciencia durante sus comidas: Ya sea que esté comiendo solo o con un grupo de amigos, escuche las señales de saciedad o de llenura de su cuerpo. Este acto por sí solo puede ayudarle a reducir 100 o más calorías por comida.
  1. Prepare las comidas con anticipación: Pensar por adelantado y llevar almuerzo al trabajo no sólo ahorra en calorías, aumenta la posibilidad de comer alimentos saludables y ahorra dinero a largo plazo. Preparar la cena con anticipación, especialmente durante un día ajetreado de trabajo, le permite volver a casa y no estresarse por la cena. Esto también le permite obtener las recompensas de sus decisiones inteligentes que tomó durante su planificación previa.
  1. Por último, el hecho de que no haga calor no significa que debamos reducir nuestro consumo de agua. Tomar agua es importante para ayudar a combatir infecciones, para bajar de peso (para los que están tratando de perder peso), y para la salud en general.

Recuerde comer bien, dormir bien y salir a disfrutar el hermoso clima, ¡El otoño es una época maravillosa del año!

Fuente: John de Castro, PhD– https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0899900700004147

Puede encontrar recetas de sopas en español en el siguiente link: https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/recipes/soup-recipes/rcs-20077252

¡Comamos Juntos!

Beatriz Favela, Servicio de Extensión de la Universidad Estatal de New México

Con los horarios ocupados y la vida acelerada, disfrutar de las comidas en familia, se ha vuelto cada vez más difícil. Una de las mejores coasa de las festividades es que las familias se reúnen a pasar tiempo juntos.

Para la mayoría de las personas, es una tradición tener una comida de acción de gracias juntos. Es durante estos días cuando familiares, amigos y vecinos se reúnen para disfrutar de una comida. Sin embargo, comer juntos no tiene que ser solamente parte de fechas festivas.

Hay muchos beneficios en tomarse tiempo para disfrutar de las comidas juntos como parte de nuestro día. Aquí le compartimos algunos de los beneficios que podemos obtener al comer juntos:

Comer juntos puede fortalecer los lazos familiares: comer juntos brinda tiempo para hablar, compartir, y ponerse al día.
Para niños pequeños puede proporcionarles rutinas y para los niños mayores la oportunidad de hablar y escuchar. Este es un momento perfecto para modelar la resolución de problemas, darse ánimo y aprecio mutuo.

Todos deseamos encontrar la felicidad: Otro beneficio de comer juntos es que promueve la felicidad.  Comer juntos, promueve el vínculo entre miembros de la familia y con eso mejor comunicación.  Cuando los padres y los niños se comunican regularmente, los niños aprenden a confiar en ellos, lo que proporciona una sensación de seguridad, conduciendo a la felicidad en la unidad familiar.

¿Y los niveles de estrés?  Con las exigencias del trabajo, las finanzas y todo lo que viene con la vida, encontrar tiempo para comer juntos puede parecer una tarea más. Es importante tener en cuenta que una comida familiar no tiene que ser demasiado complicada porque incluso una comida sencilla nos proporciona la oportunidad de pasar tiempo juntos.

Recuerde que no es el platillo lo importante sino el tiempo que pasan juntos.

¿Tiene en su carro el asiento apropiada para su hijo?

Lorrie Coop, Servicio de Extensión Universidad de Texas A&M AgriLife

Existen tres tipos de asientos para niños en los carros: “mirando hacia atrás,” “mirando hacia adelante” y “asientos elevados.” Aunque existen muchos modelos en el mercado, todos los asientos de carro para niños cumplen con los estándares de seguridad federal de los Estados Unidos.

Recuerde que si compra un asiento para carro con limite altura y peso, le durará más tiempo. Revise el nivel del asiento para asegurarse que su niño todavía cumple con los requisitos de peso, altura y edad para el asiento.

Asientos mirando hacia atrás: Este es el primer asiento de carro de su bebé, por lo general se usa para niños de peso entre 5 a 40 libras. Su bebe requiere viajar mirando hacia atrás por tanto tiempo como sea posible, hasta la edad de 2 años o más.

Asientos mirando hacia adelante: Cuando el niño ya no puede usar más el asiento mirando hacia atrás, por su peso y estatura, se debe usar el asiento mirando hacia adelante con el arnés y las correas de ajuste a la silla del carro.

Asientos elevados: Una vez que el niño no puede usar más el asiento mirando hacia adelante con el arnés, por lo general a los 4 años de edad o más, los niños pueden empezar a usar los asientos elevados. El asiento eleva el niño de tal manera que el cinturón de seguridad del asiento normal del carro le queda bien al niño en el hombro y la cintura.

Evite usar asientos de carro para niños de segunda mano: No compre asientos de carro para niños a menos que conozca al dueño anterior o la historia del asiento. Un asiento de carro para niño usado es inseguro si ha estado en un choque o si le faltan piezas, etiquetas o instrucciones.  De la misma manera un asiento es inseguro si el fabricante ha hecho un llamado de su retiro del mercado por seguridad. No hay manera de estar seguros si un asiento usado de un extraño es seguro.

¿Necesita ayuda con su asiento de carro para niño? 

Para ayuda visite  http://bit.ly/findacarseattechnician o llame a la estación de bomberos cerca a usted.