Skip to Content

Enlace latino edición de invierno 2022

Conversaciones durante las comidas familiares

Lorrie Coop, Extensión de AgriLife de Texas A&M

Las investigaciones nos han demostrado cuán importantes son las comidas en familia, de hecho  existen estudios que demuestran los beneficios de comer juntos. Para algunas familias, encontrar tiempo para compartir una cena juntos puede ser un desafío. Comience durante al menos una comida al día, creando un momento para que todos se reúnan y hablen sobre sus sentimientos y pensamientos y desarrollen nuevas oportunidades a partir de ahí.

Al comer juntos, los niños tienen la oportunidad de mejorar sus habilidades sociales y de conversación, así como sus modales en la mesa. Hacer tiempo para tener al menos algunas comidas familiares por semana, donde cualquier cosa puede ser discutida, puede dar a los niños una sensación de seguridad. Un estudio del Consejo Nacional sobre Abuso de Sustancias y Adicción (CASA), muestra que a la hora de comer, la familia está emocionalmente unida y puede reducir las tasas del consumo de drogas, alcohol y tabaco entre los adolescentes.

Haga que la conversación sea una prioridad limitando las distracciones. Apaguen los teléfonos móviles, los videojuegos o la televisión y concéntrense entre el uno y el otro. Haga preguntas abiertas que fomenten la conversación y mantengan una conversación positiva. Al igual que cualquier otra cosa, la práctica hace al maestro.

Si necesita algunas ideas para iniciar la conversación durante su próxima comida, pruebe estos temas de conversación de la American Heart Association https://bit.ly/AHAConversationstarters

¡La importancia de la vitamina D!

 Traci Armstrong Florián, Extensión de La Universidad de Arizona

La vitamina D se conoce como la vitamina de los “rayos del sol” debido a que nuestro cuerpo produce la vitamina al exponer nuestra piel (que contiene colesterol) a los rayos del sol.

La vitamina D es excepcionalmente importante para nuestro organismo. Hay que prestar atención porque podemos tener deficiencia de ella en especial durante los meses del invierno cuando hay menos sol y nos cubrimos con más ropa para no sentir frio. Los estudios han verificado que la vitamina D es responsable de:

  1. Ayudar al proceso de absorción de calcio en nuestros huesos de manera más fácil.
  2. Fortalecer la formación de huesos y promover su salud.
  3. Actuar como antioxidante, antiinflamatorio, y tener propiedades neuro protectoras que fortalecen nuestro sistema inmune, ayuda en la función de los músculos, y en la actividad de las células del cerebro.

La vitamina D es una vitamina soluble en grasa, lo que quiere decir que se absorbe más fácilmente en nuestro organismo a través de la grasa. De igual manera, se almacena en la grasa de nuestro cuerpo y al almacenarla, se puede llegar a tomar cantidades tóxicas si ingerimos   suplementos sin la recomendación de un médico. Lo que se recomienda, es consumir la vitamina D proveniente de ciertos alimentos. Las fuentes de alimentos naturales de vitamina D son: los champiñones u hongos; la piel y carne de pescado grasoso como el salmón, la trucha y el atún; el hígado de res; y la yema de huevo.

Existen comidas fortificadas con vitamina D incluyendo la leche (en Estados Unidos y Canadá); muchas leches de soya, almendra y avena; los cereales para el desayuno incluyen vitamina D, y algunas marcas de jugo de naranja, yogurt, y margarina.

Según muchos resultados de investigaciones la vitamina D puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer, mejora la salud cardiovascular, la depresión, la esclerosis múltiple, la diabetes tipo 2 y ayuda a perder peso.  Sin embargo, los resultados no han sido ampliamente aceptados.  La única relación que ha sido verificada y ampliamente aceptada es que la vitamina D mejora la salud de los huesos.  Sabemos que ayuda a transportar el calcio en nuestro cuerpo.

Por lo tanto, este invierno, cuando hay menos oportunidades de tomar y absorber los rayos del sol, considere incorporar las comidas ya mencionadas para que obtenga la vitamina D que necesita.   Si cree que necesite un suplemento de vitamina D, hable con su médico o proveedor de salud antes de tomarlos. ¡Salud por su salud!

Fuente: https://ods.od.nih.gov/factsheets/vitamind-healthprofessional/

Foto: Pixabay.com

Un nuevo empezar

Elizabeth Brunscheen-Cartagena, Extensión de la Universidad Estatal de Kansas

Cuando las personas desean cambiar algo en sus vidas, es importante tener una línea de partida que establezca el comienzo de ese nuevo comienzo. El nuevo año es un buen momento porque sirve como un punto de partida. El vincular sus metas con este nuevo momento es una gran ayuda para lo que desea cambiar.

La pandemia sigue cobrando un precio alto en la salud mental de los habitantes de este país. Los niños se enfrentan a un desmejoro de su salud emocional y cognitiva, es asi como la Kaiser Family Foundation informó que en octubre de 2020, el 31% de los padres dijeron que la salud mental o emocional de sus hijos era peor que antes de la pandemia. Algunos niños también mostraron mayor irritabilidad, apego, miedo y hasta problemas para dormir y falta de apetito.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos ha identificado seis factores de protección para familias y jóvenes en riesgo:

1. Nutrición y apego: las relaciones saludables entre padres e hijos son la mejor manera para que los niños reciban el amor y el respeto que necesitan cada día.

2. Conocimiento de la crianza de los hijos y el desarrollo infantil: las familias deben saber y comprender que parte de ser un gran padre es un instinto, pero parte de él se puede aprender.

3. Resiliencia de los padres: las familias fuertes y flexibles están en mejores condiciones de lidiar con las muchas tensiones de la vida y de la crianza de los hijos cotidianos.

4. Conexiones sociales: todas las familias necesitan una red de personas de confianza; todos necesitamos buenos amigos.

5.Apoyos concretos: las familias deben satisfacer sus propias necesidades básicas de alimentación, ropa, vivienda, transporte y obtener servicios que incluyan cuidado infantil, atención médica y servicios de salud mental.

6. Conocimiento social y emocional de los niños: las familias enseñan habilidades a los niños que les ayudan a hablar de sus sentimientos, resolver problemas e interactuar positivamente con otros niños y adultos.

¿Haría un compromiso consciente en 2022 como padre para ayudar a sus hijos a superar uno o más de esos seis factores protectores? Nuestra juventud es nuestro futuro y, como padres, podemos tener un impacto significativo en la vida de nuestros hijos incluso en medio de una crisis.

Una forma eficaz de crear esas metas este año es escribir metas efectivas para las áreas de su vida que está comprometido a cambiar. Utilice el acrónimo SMART para establecer metas.

•Sea específico. Sus metas deben responder a lo que quiere lograr y por qué es esencial para usted. Primer factor protector: “Profundizaré mis relaciones con mis hijos Natán y Carla”.

• Asegúrese de que la meta sea medible. Cuantifique su objetivo de una manera que tenga el control. “Tendremos juegos de mesa todos los domingos por la tarde”.

• Asegúrese de que su objetivo sea alcanzable. “Nos gustan los juegos de mesa”.

• Determine su relevancia. ¿Por qué es esto importante ahora? ¿Es este objetivo relevante en su vida en este momento? “Quiero profundizar mi vínculo con mis hijos, apartando tiempo lejos de las distracciones.”

• Duración determinada. Una fecha límite crea un sentido de urgencia para motivarnos a actuar. “Seguiré este plan durante 3 meses, luego reevaluaré y planificaré mis próximos pasos.”

Sea usted un defensor de sus hijos y de usted mismo. Cuídese; preste atención a su salud física y mental, para que sea lo suficientemente fuerte para cuidar a sus hijos.

Cada día es una oportunidad para empezar de cero y dejar su huella en la vida de su hijo. ¡Hagamos de esto una meta para 2022!

Leave a Reply

Your email address will not be published.